Estudio de diseño gráfico  / enricsatue@hotmail.com  / 93 555 26 15

Cabecera y subcabeceras de la revista on-line In-fan-ci-a
Asociación de Maestros Rosa Sensat
Barcelona, 2012

 

Después de doscientos números editados en papel, esto es, unos veinticinco años, la revista Infancia, una iniciativa pedagógica de Marta Mata y su entusiasta equipo de maestros fundados en una asociación que recuerda la maestra de maestras Rosa Sensat, ahora mutiplica sus esfuerzos con una edición on line completamente diversa, dedicada a los maestros latinoamericanos y elaborada por un consejo de más de un centenar de pedagogos que representan los once países miembros.

La exportación de la experiencia y el know how de la revista Infancia a América Latina es una proeza digna de celebrar, también aunque modestamente, desde el diseño de los contengidos. Nuevamente, una revista de papel se transfiere a la pantalla, con lo que las posibilidades que ofrece la informática permiten plantear la sucesión de las secciones en un estilo gráfico digamos que juguetón, colorista y festivo. Naturalmente, la facultad cinética del sistema operativo, que tiende inconscientemente a deslumbrarnos, ha facilitado mucho las cosas y el resultado es una revista ágil y de fácil lectura.

Desde los inicios impresos ha prevalecido en el proyecto gráfico la funcionalidad sobre las filigranas estéticas, aportando muy pocas novetats. Una, la relativa curiosidad formal que supone la ordenación silábica de un nombre genérico que hace de logotipo, no únicament para la revista, sino también para una colección de libros complementarios: in-fàn-ci-a. Dos, la disposición horizontal de la revista —de un vulgar formato DIN A 4—, como aquellos cuadernos escolares novecentistas, pautados y solemnes, de los tiempos de los gigantes de la fundación de la escuela moderna y laica. Por ejemplo, Célestin Freinet, para quien «la escuela no debe desinteresarse de la formación moral y cívica de los niños y niñas, pues esta formación no es sólo necesaria, sino imprescindible, ya que sin ella no puede haber una formación auténticamente humana». O su antecesor en la escuela moderna y laica, nuestro infatigable vecino Francesc Ferrer i Guardia, quien a punto de su injusta ejecución recibió del escritor Anatole France una carta abierta en la que afirmaba: «Su crimen es el de ser republicano, socialista, librepensador; su crimen es haber creado la enseñanza laica en Barcelona, instruir a millares de niños en la moral independiente; su crimen es haber fundado escuelas».

© 2016 Enric Satué