Estudio de diseño gráfico  / enricsatue@hotmail.com  / 93 555 26 15

Logotipo de una
Fundación cultural
Roda de Ter (Girona), 1997

He aquí el logotipo de una fundación cultural dedicada a un poeta de mi tierra. Se me ocurrió construirlo con sus propios materiales, es decir, como una estrofa de cuatro versos, con lo cual el enunciado se repetía consiguiendo así lo nunca visto: que rimen todas y cada una de las letras y palabras. El resultado es una imagen curiosa, y el juego visual convenció plenamente al poeta. Así lo dejó escrito en la carta que me dirigió:

«Muchas gracias por el logotipo que has diseñado. Debo confesarte que al principio me desconcertó. Pero luego, leyendo tus explicaciones y viéndolo aplicado sobre distintas papeles y colores, me pareció original, explícito y seductor». 

Lo de explícito me llegó al alma de diseñador, porque ¿qué más se puede pedir de un logo sino que se explique bien con solo verlo? Verlo es comprenderlo.

En este caso, quien mejor habló fue el cliente, es decir, el celebrado y enorme poeta Miquel Martí i Pol. Entendió a la primera, con solo verlo, el razonamiento que hacía el diseñador, aunque fue por poco tiempo, pues falleció al cabo de seis años de este logotipo de 1997. ¿Es o no lícito esperar de un cliente que acepte la solución gráfica que dimos a su problema de identidad visual como algo original, explícito y seductor?

No sé si lo és, pero a mí me pareció demasiado. 

© 2016 Enric Satué