Estudio de diseño gráfico  / enricsatue@hotmail.com  / 93 555 26 15

Imagen de identidad corporativa 
Fundació Pau Costa 
Barcelona, 2012

Un logotipo es una secuencia de letras característica, y la de éste es la forma la longitud exagerada de una leyenda hecha logotipo, que más bien parece un punto de unos estatutos. El reto ha sido partirla en dos mitades y tratarla con dos tipografías distintas, unidas por el carácter común que transmiten, de emergencia e improvisación, lejos de las ortodoxias tipográficas a las que los diseñadores gráficos nos ceñimos habitualmente. Pero un día es un día. 

Al mismo tiempo, el pictograma de un ramaje ambivalente plantea la relación fuego-bosque sin la evidencia de haberse consumado catástrofe alguna, aunque no se excluye tal posibilidad, al tratarse de un verde apagado o nebuloso. Creo que con buen criterio, la voluntad tranquilizante de la empresa prefirió descartar el color rojo, transmisor clásico de incendios de toda clase, para acoger en su seno una brizna de esperanza alentada por la preparación y formación de los miembros de la Fundación a la hora de gestionar incendios.

Pese a ser una fundación con proyección internacional, me pareció oportuno darle un cierto tono local al ramaje, un orígen catalán. ¿Por qué no combatir la truculencia con un deje sentimental? De modo que ya lo ven, las ramas del árbol no son unas ramas cualesquiera: fueron dibujadas, nada más y nada menos, que por el maestro de maestros de la ilustración que fue Joan Enric García Junceda. 

© 2016 Enric Satué