Estudio de diseño gráfico  / enricsatue@hotmail.com  / 93 555 26 15

Cubierta de libro
Fondo de Cultura Eonómica
Madrid, 2009

Las cubiertas que acostumbra editar el Fondo de Cultura Económica, sobre todo las que producen a México, en la sede central, son extremadamente abigarradas, tan barrocas como las iglesias que mandaron construir los conquistadores españoles, barrocos por definición según la famosa reflexión d’Eugenio d’Ors.

Por tanto, y a pesar de la complejidad de las cubiertas de una ambiciosa obra colectiva coordinada por el prestigioso crítico de El País Juan Ángel Vela del Campo, la voluntad inicial fue la de dejarlas lo más limpias —y si acaso vacías— posible. Se trata de una serie de ocho volúmenes que recogen la historia de la música en España e Hispanoamérica, y cada volumen se distingue por un título propio y uno o más autores. Huyendo de un posible abigarramiento, el fondo aparece blanco como las partituras musicales. Y el diseño de las cubiertas pretende seguir el esquema de los temas con variaciones, típicos de la música: el título general se presenta con una notable contundencia tipográfica en cada volumen pero varia de sitio, adaptándose a los ocho pentagramas en que se subdivide la altura del libro, referencia que asoma por el margen derecho de la tapa. La ausencia de color huye también de la noción de barroquismo y conecta a la vez con la gama habitual en las páginas de los cuadernos de música: negro sobre blanco.

La diminuta ilustración que caracteriza cada periodo de la historia de la música tiene una forma ovalada, calcada de una nota musical cualquiera.

La arquitectura gráfica, que es como se designan las construcciones tipográficas de los libros, en este caso acceptaría la excepción de calificarla como arquitectura musical. Al menos, al decirle al malogrado Ricardo Navarro, impulsor editorial del proyecto, que me porponía resolverlo así, le pareció de perlas. Sea hecho, pues, todo eso, en memoria suya.

 

© 2016 Enric Satué