Estudio de diseño gráfico  / enricsatue@hotmail.com  / 93 555 26 15

Pantalla de lámpara 
Dirección General de Prisiones
Barcelona, 2011 

 

Comprometido en obtener un mensaje de una coherencia digna con la causa, que eso no obstante no ofendiera a los destinatarios —la población reclusa—, eché mano de un preso ilustre (nada menos que Miguel de Cervantes) y de una frase que tiene treinta letras, como el mensual de un calendario. Las letras, al ocupar el lugar de los números, usurpan su función automáticamente, y los trazos hechos a mano, que tachan algunos días, indican el lenguaje habitual de los presos, obsesionados por ver pasar el tiempo lo más rápidamente posible.

Sin duda, el argumento es el juego visual, el trompe l’oeil que vemos, aún sin mirar. Su arquitectura gráfica es de una potencia tal que remite en seguida al calendario, aunque bien mirado no lo sea. Para el mensaje de solidaridad, dirigido a los presos del Estado de las Autonomías delictivas, encontré un pasaje del inmortal Cervantes en el que el Quijote dice una frase lapidaria de treinta letras, como los días de los meses de abril, junio, setiembre o noviembre: «Ladran Sancho, señal que cabalgamos». Una forma de sobrevivir para los presos, y para una mayor coherencia solidaria, cabe decir que no es una frase de un escritor de fuera, sino de dentro, puesto que Cervantes estuvo encerrado durante años en dos cárceles del Siglo de Oro español, además de la muy conocida fase de Argel.

© 2016 Enric Satué